#2/acá entre nos

Y después de la muerte, ¿qué plan?

​¿Qué hacer para transformar la muerte en algo útil?

La mayoría de la gente no piensa, o no quiere pensar en que hacer con su cuerpo después de la muerte. Ya que hoy en día la premisa filosófica “carpe diem” es de lo más popular, nadie piensa sobre la muerte, por lo menos hasta que su vida no se ve expuesta. Pero regresando a qué hacer con nuestro cuerpo una vez que dejemos este mundo. Por regla general la gente se decide por un entierro tradicional sin considerar otras posibilidades. ¿Pero cómo podemos usar nuestro cuerpo para no “desperdiciarlo”?

Image

​Hay muchas posibilidades, y cada vez más. La elección de la manera en que se trata un cuerpo  después de la defunción normalmente es determinada por la cultura, las costumbres o la religión. En nuestro país lo más tradicional es el entierro que consiste en sepultar el cuerpo bajo tierra. Alternativamente, unos pocos, asustados por la idea del entierro optan por la cremación, que desde hace poco está permitida por la iglesia. Sin embargo, en Polonia, mantener los restos en casa o dispersarlos está prohibido y deben ser colocados en el cementerio  En ocasiones el crematorio da ilegalmente una parte de los restos a la familia del muerto para cumplir su deseo y dispersarlos en algún lugar importante para el difunto. Otra opción más reluciente puede ser transformar los restos cremados del finado en diamantes utilizando las cenizas. En India la inmolación de los cuerpos es un tipo de despedida muy popular e importante. Los cuerpos son quemados cerca del río (especialmente el Ganges, considerado un río sagrado) y después las cenizas son sumergidas en el agua.

Image

​Otra forma utilizada por los creyentes del budismo es el entierro celestial, una práctica funeraria común en el Tíbet que consiste en exponer los cuerpos humanos como alimento para las aves, especialmente a los buitres.

​Y la última manera, pero una de las más antiguas, es el embalsamamiento usando sustancias químicas, bálsamos, inventado en el antiguo Egipto.

​Todos estos procesos funerarios proceden de la religión o las costumbres, pero ahora existen también otras ideas para el uso del cuerpo. Sin embargo, son muy controvertidas, especialmente porque no tienen nada en común con la tradición. ¿Pues, cómo convertir al cuerpo en algo útil?

​Podemos por ejemplo, si es posible, ser donantes de órganos, células madres o médula ósea. En comparación con el número de personas que necesitan un trasplante para sobrevivir la cantidad de trasplantes es muy bajo. Pero hoy que ya no vivimos en un mundo bajo los prejuicios de los años oscuros, la única verdadera razón para no ser un donante son las supersticiones, algo muy agobiante o incluso egoísta. Afortunadamente cada año el número de donantes es mayor.​

donacion

Doe Vida. “Con la donación de órganos, la vida continua”. Agencia Talent, Brasil.

Pero lo que puede ser aún más controvertido es la abnegación del cuerpo a la ciencia o el arte. Ahora, cada año hay más gente que da su cuerpo a las academias de medicina para que los estudiantes practiquen y conozcan mejor el cuerpo humano y se conviertan en mejores médicos. Existen encuestas donde más de la mitad de los sondeados declaran estar dispuestos a esto.

(…)

Y hablando de la conexión entre la ciencia y el cuerpo humano, podemos también mencionar la exhibición “The Human Body” que presenta los cuerpos preservados para mostrar la estructura de los órganos y los sistemas del organismo humano. Sin embargo, la exhibición está acompañada de muchas polémicas. La primera conectada con el médico nazi Gunther von Hagens quien inventó la plastinación – procedimiento técnico de preservación que consiste en extraer los líquidos corporales como el agua y los lípidos por medio de solventes como acetona, algo muy similar a un embalsamamiento. Esto fue algo que pasó hace muchos años y el proceso de conservación no está relacionado directamente con los nazis.​

Image

Otro rumor es que los cuerpos pertenecían a prisioneros chinos. Es verdad que los cuerpos son chinos, pero no hay ninguna prueba de que esto sea verdad. Pero con toda seguridad hay personas que querrían donar sus cuerpos para este tipo de exhibición y lo inscriben en sus testamentos.

​Pienso que aunque hay muchas controversias, es una exhibición muy buena y tiene mucho valor científico. Aquí tenemos una gran oportunidad para aprender sobre el cuerpo humano (sobre todo los estudiantes de medicina), ver todos sus órganos, formaciones y sistemas. Me parece que todos deberían aprovecharla. En lo personal creo que es una idea muy noble destinar tu cuerpo para el progreso de algo tan importante como la ciencia y la medicina.

Recomiendo mucho la exhibición y pienso que todos deberían de ir a verla, incluso aquellas personas que se opongan a este tipo de presentación. Cuando tengas un momento libre piensa sobre tu cuerpo: ¿qué podemos hacer para transformar la muerte en algo útil?

Anuncios

Un pensamiento en “Y después de la muerte, ¿qué plan?

  1. Me gustaría mucho obtener una credencial especial que certifique mis ganas de donar órganos en caso de muerte inesperada. Probablemente no todo mi cuerpo pero algunos órganos. Creo que es una idea muy buena, algo así como el reciclaje perfecto. 🙂 Hoy en día la medicina está tan desarollada que no vale la pena enterrar tu cuerpo cuando podemos ayudar a alguien.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s