#2/(p)referencias

El lujo barato

El lujo no tiene que ser caro.

Hoy en día la vida se vive de prisa. Todos queremos mejorar nuestro nivel de vida, por eso trabajamos mucho y a veces nos olvidamos de las cosas más importantes. Es decir que nuestro mundo gira alrededor del dinero, pero ¿por qué? ¿Por qué las personas sin millones en sus cuentas bancarias no pueden ser felices? ¡En lo absoluto! Claro que es posible, pero la cosa más importante es una actitud positiva y conocer algunos trucos para disfrutar de ciertos lujos. No todo lo caro es mejor y no todo lo barato es peor.

La moda

Todo mundo quiere vestir a la moda, pero no todo el mundo se puede permitir comprar ropa de los mejores diseñadores como Prada o Chanel. Creo que eso no es necesario para verse bien. Ahora tenemos muchas tiendas muy famosas, como H&M o Bershka, que siguen las tendencias de las pasarelas más grandes de Nueva York o Milán. A veces es difícil adivinar qué vestido es de un diseñador famoso y cuál es del centro comercial. Un buen ejemplo de este fenómeno es el programa de televisión Inglés, Gok’s Fashion Fix, presentado por Gok Wan, estilista británico, quien nos demuestra que con poco dinero podemos vernos más guapos. En él se dan muchos consejos útiles que nos revelan los secretos de la moda.

Otra alternativa son por ejemplo los portales donde puedes intercambiar o comprar cosas nuevas a un precio mucho más barato que en las tiendas. Son muy populares, existen en toda Europa y son fácil de econtrar en Internet.

La cocina

Los restaurantes de alta cocina son una medida de lujo. Por regla general, son muy caros e incluso un poco esnob. Pero ¿quién ha dicho que la gente sin mucho dinero no puede tener un poco de lujo en su casa? Nadie, ¡porque es perfectamente posible! Hoy en día tenemos muchos programas culinarios, revistas sobre cocina y un montón de recetarios en librerías, que nos muestran cómo cocinar como un auténtico chef. También los productos exclusivos son cada vez más accesibles y en las ciudades no hay ningún problema para conseguirlos; a tu alcance tienes productos originales de todo el mundo. Gracias a los sistemas de transporte desarrollado, aunque vivas a 700 kilómetros del mar, puedes comprar pescados muy frescos. Es obvio que la comida exclusiva puede ser cara incluso si se prepara en casa. Productos como trufas, langostas o azafrán cuestan y seguirán costando mucho, pero hay trucos que permiten, por ejemplo, sustituirlos. La BBC tiene una seccion dedicada a la buena comida y el buen comer donde puedes aprender recetas y técnicas de cocina.  Buen provecho!

Anuncios

Un pensamiento en “El lujo barato

  1. Pingback: #2 Plan B | Mientras Tanto

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s